Legitimación para la solicitud de concurso

Autor:José Luis Diaz Echegaray
 
EXTRACTO GRATUITO
No se pudo obtener la URL https://batch.vlex.com/vid/{{{vid_vpub}}}.xml después de 3 intentos.

Atención: este documento cita el art. 3 de Ley Concursal (Ley 22/2003, de 9 de julio) que ha sido modificado por la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público. . Este documento está siendo revisado para determinar si es necesario actualizar su contenido

La legitimación para instar la solicitud del concurso corresponde al deudor y a cualquiera de sus acreedores.

De acuerdo con el art. 3 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (LC) , después de la reforma introducida en esta materia por la Ley de Emprendedores están legitimados para solicitar la declaración de concurso el propio deudor , cualquiera de sus acreedores , y el mediador concursal cuando se trata del procedimiento regulado en el título X de la LC, añadiéndose más adelante otros sujetos; además, señala a quien corresponde en la declaración judicial conjunta de varios deudores; finalmente, debe hacerse referencia a la legitimación para instar el concurso territorial, que se regula en el art. 212, LC .

La Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (LC) continúa con el sistema anterior en cuanto a requerir instancia de parte para la declaración de concurso. Aunque no hay una formulación explícita de esta exigencia, la exclusión de la declaración de concurso de oficio se deduce de lo que establecen los arts. 3 y 4, LC .

La declaración del concurso habrá de declararse por el juez a instancia de parte legitimada, no siéndole posible declararla de oficio. Rige, pues, en esta materia el principio rogatorio. Recuerda esta exigencia el AJM núm. 2 de Bilbao de 28 de mayo de 2007 cuando señala que: "la declaración de concurso no puede realizarse ex officio iudicis. El juez por motivos de orden público y de amparo del mercado, no puede proceder, aun en los casos de notorio sobreseimiento general de pagos, a declarar el concurso necesario".

Contenido
  • 1 Legitimación del deudor
  • 2 Legitimación de los acreedores
    • 2.1 Prueba de la legitimación del acreedor
    • 2.2 Excepción a la legitimación de los acreedores
  • 3 Mediador Concursal
  • 4 Otros legitimados
    • 4.1 Socios, miembros o integrantes personalmente responsables
    • 4.2 Acreedor del fallecido. Herederos y administrador de la herencia
    • 4.3 Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)
    • 4.4 Representante del procedimiento extranjero principal
  • 5 Declaración judicial conjunta de concurso
  • 6 Para instar el concurso territorial
  • 7 Notas
  • 8 Ver también
  • 9 Recursos adicionales
    • 9.1 En formularios
  • 10 Legislación básica
  • 11 Legislación citada
  • 12 Jurisprudencia citada
Legitimación del deudor

Al regular quiénes están legitimados para solicitar la declaración de concurso, el art. 3.1, LC señala en primer lugar al propio deudor, lo que resulta lógico en cualquier caso, pero todavía más si se tiene en cuenta que el art. 5, LC le impone la obligación de hacerlo dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

El art. 3.1, LC , añade que:

Si el deudor fuera persona jurídica, será competente para decidir sobre la solicitud el órgano de administración o de liquidación.

Se desprende que la facultad de resolver sobre la solicitud de concurso se atribuye a los órganos de administración o liquidación de las personas jurídicas, sustrayéndosela a las asambleas o juntas de socios . Ver más/Ocultar

Legitimación de los acreedores

El art. 3.1, LC otorga legitimación para instar la declaración de concurso a cualquiera de sus acreedores. La legitimación debe entenderse atribuida a todo acreedor, con independencia de la naturaleza o estado del crédito que le corresponda, incluso aunque no esté vencido. Sin embargo, esta posición no es pacífica en la doctrina. Ver más/Ocultar

Prueba de la legitimación del acreedor

En cuanto a la prueba de la legitimación del acreedor que interesa la declaración del concurso el AJM núm. 1 de la Coruña de 13 de julio de 2005, autos 121/2005 [j 3] afirma que: "debe fundar su solicitud o bien en un título por el cual se haya despachado ejecución o apremio -se debe entender que a su instancia- sin que del embargo resultaren bienes libres bastantes para el pago, o bien en la existencia de alguno de los indicadores de insolvencia contemplados en el art. 2.4, LC ."

En el primer caso, la prueba de la legitimación del solicitante va implícita en la aportación del título ejecutivo, que lo identificará como acreedor de la persona respecto de la cual solicita la declaración de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA